BALIBREA, Miguel Angel: La realidad del máximo pensable. La crítica de Leonardo Polo al argumento de san Anselmo. Cuadernos del “Anuario Filosófico”, serie universitaria nº 98. Pamplona: Universidad de Navarra 2000; 117 pp. BALIBREA, Miguel Angel: El argumento ontológico de Descartes. Análisis de la crítica de Leonardo Polo a la prueba cartesiana. Cuadernos del “Anuario Filosófico”, serie universitaria nº 106. Pamplona: Universidad de Navarra 2000; 102 pp.

por Juan A. García González 

El autor nos presenta en estos dos cuadernos sendos estudios históricos sobre dos reconocidas versiones del argumento ontológico: la original de san Anselmo y la cartesiana. Ambos estudios no sólo tienen en común esa temática, sino además el afrontarla desde el pensamiento de Leonardo Polo, pues se pretende examinar las objeciones polianas a estas formulaciones del argumento ontológico; o mejor aún, la comprensión poliana de dichas formulaciones, desde la cual emergen las críticas.

Pero sin duda se trata, ante todo, de dos buenos estudios históricos, pues se examinan con notable rigor las diversas formulaciones originales de los argumentos tanto en la obra anselmiana cuanto en la cartesiana, así como algunas de las distintas interpretaciones que han recibido a lo largo de la historia del pensamiento. Además la formulación cartesiana del argumento ontológico no es independiente de la anselmiana, y la propia crítica de Polo permite también conectar ambas formulaciones, y hacer un estudio mínimamente comparativo de las mismas. Esta comparación ocupa singularmente el capítulo quinto del libro sobre Descartes.

En ambos estudios hay un capítulo o apartado dedicado a la exposición del argumento ontológico por parte de los autores que se estudian; otro que refiere las más importantes interpretaciones que ha recibido; un tercero que atiende a las críticas que se le han objetado al argumento; y un cuarto que examina la crítica poliana al argumento, precisando lo que de novedosa pudiera tener la interpretación y crítica polianas. Además, el libro dedicado a san Anselmo incluye una oportuna y suficiente bibliografía.

Ambos libros tienen además una propiedad común: el ser sobremanera sugerentes; por el hecho de que al tratar el argumento ontológico desde diferentes y diversas perspectivas son múltiples las temáticas que abren, y que en unos libros tan breves no se pueden cerrar, o dar por agotadas. Con todo, he de precisar algo, si miramos estos libros desde la óptica estrictamente poliana.

En cuanto al argumento de san Anselmo, creo que el autor no diferencia suficientemente el tratamiento que Polo hace de él en sus obras primitivas (sobre todo, El ser I: la existencia extramental), del que hace en las obras más maduras, principalmente en el Curso de teoría del conocimiento. Esta diferencia se corresponde, quizás, con los dos enunciados distintos que san Anselmo ofrece del argumento (a lo largo del Proslogion, y en su capítulo XV), y que el autor parece desconsiderar expresamente en la página 22 de su libro (aunque lo hace en discusión con Malcolm, y sin referirse directamente a ese capítulo, al que sí remite en la página 33). Pero, con todo, el argumento anselmiano a Polo le sirve tanto para establecer la índole generalizante del pensamiento, en un contexto epistemológico, cuanto para aproximarse a la limitación del mismo, en un contexto un poco más metafísico.

Finalmente, por lo que hace al estudio de la prueba cartesiana, da la impresión de que el autor no establece diferencias entre las tres demostraciones cartesianas de la existencia de Dios. Sólo una de ellas es entendida por Polo en conexión con el descubrimiento cartesiano del cogito. Y no tanto para mostrar una incompatibilidad entre ambos extremos, como señala el autor en el apartado tercero del capítulo sexto, cuanto para mostrar cierta solidaridad entre ellos, que apunta a un nuevo ámbito en el que descubrir la existencia de Dios, no estrictamente ontológico, ni siquiera metafísico, sino más bien espiritual e interiorista.

Sea lo que sea de estas observaciones, no puedo sino congratularme por la publicación de ambos libros, que no sólo constituyen buenos estudios históricos, sino que además difunden el pensamiento poliano, principalmente, en este caso, su gnoseología.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s