Archivo mensual: agosto 2015

BALIBREA, Miguel Angel: La realidad del máximo pensable. La crítica de Leonardo Polo al argumento de san Anselmo. Cuadernos del “Anuario Filosófico”, serie universitaria nº 98. Pamplona: Universidad de Navarra 2000; 117 pp. BALIBREA, Miguel Angel: El argumento ontológico de Descartes. Análisis de la crítica de Leonardo Polo a la prueba cartesiana. Cuadernos del “Anuario Filosófico”, serie universitaria nº 106. Pamplona: Universidad de Navarra 2000; 102 pp.

por Juan A. García González 

El autor nos presenta en estos dos cuadernos sendos estudios históricos sobre dos reconocidas versiones del argumento ontológico: la original de san Anselmo y la cartesiana. Ambos estudios no sólo tienen en común esa temática, sino además el afrontarla desde el pensamiento de Leonardo Polo, pues se pretende examinar las objeciones polianas a estas formulaciones del argumento ontológico; o mejor aún, la comprensión poliana de dichas formulaciones, desde la cual emergen las críticas.

Pero sin duda se trata, ante todo, de dos buenos estudios históricos, pues se examinan con notable rigor las diversas formulaciones originales de los argumentos tanto en la obra anselmiana cuanto en la cartesiana, así como algunas de las distintas interpretaciones que han recibido a lo largo de la historia del pensamiento. Además la formulación cartesiana del argumento ontológico no es independiente de la anselmiana, y la propia crítica de Polo permite también conectar ambas formulaciones, y hacer un estudio mínimamente comparativo de las mismas. Esta comparación ocupa singularmente el capítulo quinto del libro sobre Descartes.

En ambos estudios hay un capítulo o apartado dedicado a la exposición del argumento ontológico por parte de los autores que se estudian; otro que refiere las más importantes interpretaciones que ha recibido; un tercero que atiende a las críticas que se le han objetado al argumento; y un cuarto que examina la crítica poliana al argumento, precisando lo que de novedosa pudiera tener la interpretación y crítica polianas. Además, el libro dedicado a san Anselmo incluye una oportuna y suficiente bibliografía.

Ambos libros tienen además una propiedad común: el ser sobremanera sugerentes; por el hecho de que al tratar el argumento ontológico desde diferentes y diversas perspectivas son múltiples las temáticas que abren, y que en unos libros tan breves no se pueden cerrar, o dar por agotadas. Con todo, he de precisar algo, si miramos estos libros desde la óptica estrictamente poliana.

En cuanto al argumento de san Anselmo, creo que el autor no diferencia suficientemente el tratamiento que Polo hace de él en sus obras primitivas (sobre todo, El ser I: la existencia extramental), del que hace en las obras más maduras, principalmente en el Curso de teoría del conocimiento. Esta diferencia se corresponde, quizás, con los dos enunciados distintos que san Anselmo ofrece del argumento (a lo largo del Proslogion, y en su capítulo XV), y que el autor parece desconsiderar expresamente en la página 22 de su libro (aunque lo hace en discusión con Malcolm, y sin referirse directamente a ese capítulo, al que sí remite en la página 33). Pero, con todo, el argumento anselmiano a Polo le sirve tanto para establecer la índole generalizante del pensamiento, en un contexto epistemológico, cuanto para aproximarse a la limitación del mismo, en un contexto un poco más metafísico.

Finalmente, por lo que hace al estudio de la prueba cartesiana, da la impresión de que el autor no establece diferencias entre las tres demostraciones cartesianas de la existencia de Dios. Sólo una de ellas es entendida por Polo en conexión con el descubrimiento cartesiano del cogito. Y no tanto para mostrar una incompatibilidad entre ambos extremos, como señala el autor en el apartado tercero del capítulo sexto, cuanto para mostrar cierta solidaridad entre ellos, que apunta a un nuevo ámbito en el que descubrir la existencia de Dios, no estrictamente ontológico, ni siquiera metafísico, sino más bien espiritual e interiorista.

Sea lo que sea de estas observaciones, no puedo sino congratularme por la publicación de ambos libros, que no sólo constituyen buenos estudios históricos, sino que además difunden el pensamiento poliano, principalmente, en este caso, su gnoseología.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

AMENGUAL COLL, Gabriel, La moral como derecho. Estudio sobre la moralidad en la “Filosofía del derecho” de Hegel, Trotta, Madrid 2001, 478pp.

por Juan A. García González

El profesor Gabriel Amengual, catedrático de filosofía en las islas Baleares, que ya escribió en 1989 unos Estudios sobre la filosofía del derecho de Hegel (Centro de Estudios Constitucionales, Madrid), nos presenta ahora esta obra sobre la moralidad en Hegel, que consiste en un comentario a una de sus obras más significativas, la Filosofía del derecho; comentario exhaustivo en cuanto a sus dos primeras partes (el derecho abstracto y la moral subjetiva), que se reduce a un estudio sobre la moralidad en la tercera de sus partes (la eticidad).

La obra corresponde al trabajo realizado por al autor durante una estancia investigadora en Münster, en compañía de Ludwig Siep, uno de los mejores especialistas en la materia. Y se presenta estructurada en quince capítulos; y, lógicamente, dividida en tres partes: el derecho como moral (sentido moral del derecho abstracto) –capítulos 1 a 5-, la moralidad como derecho de la voluntad subjetiva –capítulos 6 a 13- y la moralidad en el derecho: la eticidad –los dos últimos capítulos-. Previamente, una oportuna introducción, en la que llama la atención la exposición de la lógica interna, lógica hegeliana, de la obra. Y para terminar una documentada y abundante bibliografía, tanto primaria como secundaria (pp. 431-466), y sendos índices de autores y de materias.

En la obra se vuelca el ingente acervo de conocimientos del autor que, además de pertenecer a la junta directiva de la Sociedad española de estudios sobre Hegel, es miembro del consejo asesor de la Sociedad hegeliana internacional; y, como tal, ha participado en los congresos que dicha sociedad celebra cada dos años desde 1982. Esta experiencia académica se hace notar a lo largo de la obra; por poner un ejemplo, mencionaré las discusiones sobre la noción hegeliana de persona y la necesidad del reconocimiento ajeno expuestas en el capítulo segundo.

Hay que decir además que se trata de una obra cuasi enciclopédica; que, en algunos casos parágrafo por parágrafo, se adentra en la Filosofía del derecho hegeliana y en el fondo de su pensamiento antropológico en busca del status de la moral: una moral entendida como realización de la libertad, pero demasiado integrada en la política; razón por la cual, o en la medida en que la moral encuentra su cumplimiento en la eticidad objetiva, se expone a cierta tendencia, que quizás hoy nos resulta extraña, a la juridización.

Obra fundamentalmente expositiva, sobre todo en sus dos primeras partes, no es un libro de fácil lectura; sino más bien obra de consulta indispensable para los especialistas y estudiosos de la filosofía hegeliana; que, no obstante su erudición, está escrita en un castellano perfectamente legible e inteligible.

Los que de una u otra manera seguimos tendiendo a Hegel por un clásico, es decir, como un interlocutor para cualquier tiempo presente, no podemos sino felicitarnos porque aparezcan obras como ésta. Y transmitir nuestra felicitación al profesor Amengual por su trabajo.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

ALVAREZ GOMEZ, Angel y MARTINEZ CASTRO, Rafael (Coords.), En torno a Aristóteles. Homenaje al profesor Pierre Aubenque, Universidad de Santiago, Santiago de Compostela/Coruña 1998; 707 pp.

por Juan A. García González 

A iniciativa del Departamento de Filosofía y Antropología social le fue concedido al dr. Pierre Aubenque el doctorado “honoris causa” de la Universidad de Santiago de Compostela; y con tal motivo se preparó este libro homenaje tan merecido como oportuno. Un magnífico volumen, encuadernado con tapas de cartón y con la reproducción de unas ilustraciones del s. XV muy bonitas, que se suma a otras ediciones filosóficas ya conocidas de esa universidad.

El libro reúne veintinueve trabajos agrupados en tres secciones: I) La palabra y la obra de Pierre Aubenque, II) Problemas aristotélicos y III) Pervivencia de Aristóteles, aunque no todos los estudios englobados en esta última sección encartan bien en el conjunto. Previamente, junto al prólogo y la presentación, se ofrece una biobibliografía del tan notable profesor Aubenque. Y el volumen concluye con unos minuciosos índices de citas, nombres y materias; y la relación descriptiva de los colaboradores. Todo ello muy de agradecer.

Los trabajos están firmados por autores, de nuestro país y de fuera, muy prestigiosos; como son el propio Aubenque, Enrico Berti o Carlo Natali, y Felipe Martínez Marzoa, Mariano Alvarez Gómez, Ramón Rodríguez, Víctor Gómez Pin, Mercedes Torrevejano, José Montoya, Tomás Calvo, Quintín Racionero, Carlos Baliñas, Rafael Ramón Guerrero, Cirilo Flórez, Joan B. Llinares o Arturo Leyte.

Entre otras cosas curiosas se nos ofrece la traducción al castellano del comentario de Averroes a Metafísica V, 7 1017 a 7-1017 b 9; y un comentario al Razonamiento autobiográfico de Fernán Pérez de Oliva. Junto a ellos, estudios de metafísica, epistemología, filosofía del lenguaje y antropología, cada uno con su respectivo interés.

Pero el libro verdaderamente destaca por sus contribuciones sobre la metafísica aristotélica, todas ellas sobresalientes. Mencionaré singularmente el trabajo de Berti sobre Il concetto di primo nella Metafisica di Aristotele, cuya relevancia viene dada porque la metafísica es, en Aristóteles, filosofía primera, es decir, de lo primero. Seguramente la prioridad de la sustancia no es la que Aristóteles le concede; pero, en todo caso, su realismo estriba en ella. Insisto: quizás la metafísica pueda alcanzar unos principios previos a la sustancia, pero la de Aristóteles se concentra en hallarla y justificarla. En la misma línea no puedo dejar de mencionar la contribución de Mercedes Torrevejano sobre la Teología y ciencia “universal y primera” en Aristóteles.

Importantes son también las reflexiones, siempre en su línea, de Felipe Martínez Marzoa comentando el De interpretatione 1-3; y la discusión de Mariano Alvarez Gómez sobre El carácter antitético del objeto de la metafísica de Aristóteles. Junto a estos trabajos son dignos de mención también los pensamientos de Ramón Rodríguez sobre la verdad; de Víctor Gómez Pin sobre la matemática; y el De fysis a Natur de Arturo Leyte, contraponiendo la concepción del universo aristotélica con la schellingiana.

Junto a éstos otros trabajos, como el del propio Aubenque, se centran en la filosofía práctica del estagirita. Notable el de Joan B. Llinares sobre la esclavitud, y el debate en la España del XVI (Sepúlveda y Las Casas) sobre los indios y las clases de bárbaros. En su contribución, Relectura icónica del mito de la caverna, Carlos Baliñas da muestras de todo su saber y erudición.

Voluntariamente he tenido que aludir a unas y omitir otras de las colaboraciones de este libro homenaje. Pero para todas ellas mi enhorabuena. Y mis felicitaciones a los editores porque se trata de una magnífica obra para homenajear a un excelente filósofo. El resultado es un libro sobre Aristóteles, principalmente sobre él, muy sobresaliente. Que será de consulta obligada en adelante.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría