ÁLVAREZ, Luís, SALAS, Jaime, (Coords.): La última filosofía de Ortega y Gasset en torno a La Idea de principio en Leibniz, Oviedo, 2003; 321 pp.

por Ruben Pereda

Es un motivo de orgullo reseñar esta colección de ensayos sobre Ortega y Gasset en el mismo año en que se cumple el cincuenta aniversario de su muerte. Esta obra conjunta, que reúne a especialistas en el pensamiento de ambos autores, el contemporáneo Ortega y el clásico Leibniz, pretende acercar a la investigación actual el pensamiento orteguiano más elaborado. Rellena así un hueco en la actividad científica española, pues como acertadamente señala Jaime de Salas en la Presentación, “si bien Ortega es el autor español más leído por los que se dedican a la filosofía en España, ha sido uno de los menos estudiados”. Es de esperar que con el aniversario que recientemente se celebró esta laguna se cubra.

Trabajos como el que se reseña ayudarán, indudablemente, en este sentido. La principal virtud que tiene es que presenta a Ortega y Gasset como un pensador profundo, conocedor de la tradición europea, e inclinado por cuestiones metafísicas. Por otro lado, la amplitud de la cuestión, tanto por el autor estudiado como por las circunstancias propias de la obra, permiten un acercamiento múltiple, del que es clara muestra la variedad de plumas que confluyen en esta obra.

Así, en la primera parte, se analizan las raíces del pensamiento orteguiano en La idea de principio en Leibniz, lo que posibilita estudiar la presencia de Leibniz en la obra, como hace Concha Roldán. Este aspecto es especialmente importante al considerar que las dos últimas partes del proyecto inicial, donde Ortega pretendía tratar a Leibniz más detenidamente, no pudieron llevarse a cabo. La investigación sobre el origen de la última filosofía orteguiana continúa con diferentes autores (Fichte y Heidegger, tratados por Alessandro Bertinetto y Jean-Claude Lévêque, respectivamente) y aspectos de la filosofía alemana, que expone Cesáreo Villoria, cuya presencia se descubre más claramente en el tratado sobre Leibniz.

En la parte segunda, se profundiza en el pensamiento genuinamente orteguiano, con la exploración de sus propias ideas en el texto, como hacen Anastasio Ovejero o Guillermo Menéndez de Llano, o, como Marco Cipolloni, adentrándose en los escritos que, en la misma época, Ortega está escribiendo. Comparecen, por tanto, nociones e intereses fundamentales, como son “ideoma” y “draoma” -analizados por Beatriz Larrea- la historia, el construccionismo…

En la última parte, como es lógico, se esboza la influencia de La idea de principio en Leibniz, desde la crítica que realizó José Gaos, y que recoge y estudia Teresa Rodríguez de Lecea, a las derivaciones políticas que puede tener el pensamiento expuesto por Ortega, que expone Manuel Fernández Lorenzo. Las claves del pensamiento orteguiano, expuestas en términos de hermenéutica, se recogen admirablemente en el artículo de Manuel Martín Serrano. Por ultimo, cierra el libro Manuel Cruz, que, tras un preciso análisis de la filosofía de Ortega, presenta al lector de nuestros días las inquietudes que han de surgir en el lector actual de la obra de Ortega.

En consecuencia, este libro conjunto no sólo se enfrenta al pensamiento de Ortega, ni expone la actualidad que Leibniz, a través del filósofo español puede tener, sino que interpela al lector para continuar su propia investigación, tratando de continuar, renovando, la tradición filosófica europea.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s