AYALA, Jorge M.; J. D. García Bacca. Biografía intelectual (1918-1938), Madrid, Ediciones Diálogo Filosófico, 2004, 329 pp.

por César L. Raña Dafonte

El presente libro subsana espléndidamente una laguna sobre el conocimiento de la personalidad de Juan David García Bacca (en adelante G. B.), sus orígenes y su formación. Es bien sabido que G. B. es una de las figuras señeras de la filosofía española en el siglo XX. Su vida abarca prácticamente todo el siglo (del 26 de junio de 1901 hasta agosto de 1992). En ella se pueden señalar dos grandes etapas, una que abarca hasta el año 1938, y la segunda desde 1938 hasta su muerte. Precisamente, la segunda etapa es bastante mejor conocida, tanto por sus actividades como por sus escritos. Pero la primera etapa durante años sólo era mencionada como en nebulosa. El libro del Prof. Jorge Ayala ilumina con generosidad esta primera etapa. En ella hay una serie de vivencias y estudios que serán decisivos en la evolución posterior del filósofo de origen navarro, pero que acabará brillando especialmente en Latinoamérica (Ecuador, México, Venezuela). La obra se inicia en el 1912, cuando David García Baca ingresa en la congregación de los Claretianos, y termina en 1938, cuando la abandona, con el nombre cambiado de Juan David García Bacca. Está perfectamente estructurada, con una precisa «Presentación» (p. 9 ss.) y un «Glosario» (p. 15), que nos ponen en camino, para luego llevarnos de la mano durante trece capítulos, en los que el interés va en aumento y no decae hasta el último. Por fin, una breve «Conclusión» y un «Índice onomástico» coronan este extenso trabajo. El libro gira, de algún modo, en torno a las Confesiones que G. B. escribió en torno a los 90 años de edad, y que había mantenido en secreto, con instrucciones a su mujer de entregarlas después de su muerte (p. 21). De todas formas, según matiza Ayala, las Confesiones en los sustancial son de mucho antes, pues recogen los datos del Memorandum que redactó G. B. para solicitar la secularización (p. 22). «Nadie, que yo sepa, sea claretiano o no, se ha ocupado de estas Confesiones. Si yo lo he hecho, ha sido porque, después de haberme informado con las personas que lo trataron, veo que muchas de sus afirmaciones encierran una clara tendenciosidad» (p. 23). Y como bien señala Ayala (casi soy testigo), la iniciativa de realizar el trabajo no fue suya, sino de algunos estudiosos del pensamiento filosófico español e iberoamericano (Salamanca), quienes insistentemente le urgían que investigara la etapa de claretiano de G. B., porque nadie como él podía hacerlo, por pertenecer a dicha congregación (p. 10). Sin duda, las apreciaciones de los compañeros salmantinos eran bien fundadas. Así, el libro nos informa minuciosamente de los distintos momentos en la etapa de formación de G. B., pero el contenido es mucho más rico, me atrevo a decir que da una panorámica muy interesante de la formación en las casas religiosas en la primera mitad del siglo XX, así como del panorama filosófico en España y en Europa. También la situación política y social de España (sobre todo en torno al año 1936) y de Europa están presentes a lo largo del libro. Es del mayor interés su lectura. Por todo ello, más que felicitar al Prof. J. Ayala por este espléndido libro, le doy las gracias porque es un auténtico regalo para los estudiosos de la filosofía en general, pero, de modo especial,  para el conocimiento de la figura de Juan David García Bacca.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s