CIORDIA, Martín José; Amar en el Renacimiento. Un estudio sobre Ficino y Abravanel, Miño y Dávila, Buenos Aires, 2004, 252 pp.

por María de la Paz Tenorio González

El autor es doctor en Letras por la Universidad de Buenos Aires, donde ejerce actualmente como profesor adjunto de Literatura europea del Renacimiento. Su última publicación ha sido, como compilador y traductor, junto con el profesor Burucúa y otros, El Renacimiento italiano. Una nueva incursión en sus fuentes e ideas, Dante Alighieri, Buenos Aires, 2004.

El libro es, como reza el subtítulo, un estudio contrastado sobre el amor, como tema central, en la obra de Ficino y en la de Abravanel. Está dirigido principalmente a un público interesado en la filosofía y la literatura renacentistas, y, más concretamente, en un tema clave dentro de ellas: el amor.

Esta obra está orientada a comprender la acción de amar a partir de un exquisito diálogo con el tratado De Amore, de Ficino, y Filone y Sofía, de Abravanel.

A lo largo de la obra se van analizando problemas y se establece un paralelismo entre las dos obras citadas, mostrando, a la vez, sus diferencias y sus afinidades.

El libro comienza con una Introducción, donde a lo largo de tres capítulos se van poniendo las bases del posterior desarrollo del tema: capítulo I: La cuestión; cap. II: El estado de la cuestión; cap. III: Explicitación y fundamentación de la presente investigación.

A continuación, una primera parte, titulada El plano especulativo, abarca íntegramente el concepto de amor y su articulación con los conceptos de conocer y ser, primero en la obra de Ficino y, en segundo lugar, en la de Abravanel.

La segunda parte, El plano narrativo y poético, consta de dos capítulos: cap. I: El relato de Venus y Amor; y cap. II: El relato del Andrógino. Ambos, relativos al plano alegórico que conlleva la literatura sobre el amor. Es aquí donde el amor alcanza tintes poéticos, basados en el pensamiento clásico. De ahí que se recurra a la obra El Banquete, de Platón, o a relatos mitológicos protagonizados por Venus, para explicar la carga simbólica y, a la vez, moral que el concepto de amor adquiere en el Renacimiento, no sólo en las letras, sino también en las artes plásticas, siguiendo la corriente neoplatónica vigente en el momento.

También se acude al relato bíblico del Génesis para relacionarlo con la obra de Abravanel. De este modo quedan conjugadas las corrientes filosófica y religiosa, tal y como se trataba de hacer en el Renacimiento.

Por último, cierra la obra una conclusión y consideraciones finales, que, a modo de esquema, recapitula y sistematiza todo lo desarrollado anteriormente. Al final, una detallada bibliografía termina de configurar el libro.

Estimo que este libro merece una valoración positiva, no sólo por su claridad y rigor, sino por la originalidad del tema, tan lejano en el tiempo y, a la vez, tan actual.

Es un interesante estudio no sólo filosófico, sino cultural, perfectamente articulado, en el que cada idea se fundamenta en otra, construyendo así una obra clara, amena y bella.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s