DOMINGO MORATALLA, Agustín, Responsabilidad bajo palabra (Desafíos éticos para una democracia joven), Valencia, Edim, 1995, pp. 150.

por Luís Enrique de Santiago Guervós

La obra recoge un conjunto de trabajos aparecidos en diversos medios periodísticos, sobre todo entre los años 1993-4, y que se aglutinan ahora refundidos de una forma homogénea y original bajo diversos epígrafes, configurando un libro que, en su conjunto, está lleno de vitalidad y de poder reflexivo para el lector. Es una selección guiada por dos criterios: la necesidad de formación socio-política del voluntariado juvenil y la actualidad de nuestra democracia. Se trata, por eso,  de una obra sugerente y vital, con un contenido vivo y comprometido que se propone  perfilar los problemas sociales y políticos que ha ido generando nuestra todavía joven democracia y, al mismo tiempo, que busca dar respuesta «urgentemente» a dichos problemas.

Es una obra que está dirigida fundamentalmente a una generación de jóvenes que trascienden el marco institucional y que trata de abrir caminos nuevos al compromiso político y social, aunque también incluye a los que practican la política con una cierta ilusión. Frente a una sociedad y clase política burocratizada e insensible a los problemas más urgentes del momento, los ciudadanos más comprometidos han hecho una llamada a la solidaridad y ha surgido una clase nueva, joven,  «el voluntariado», que está arraigando cada vez más en la conciencia social a través de las ONG (Organizaciones No Gubernamentales). «Con el voluntariado -dice Moratalla- emergen nuevas formas de entender la responsabilidad política para las que aún no estamos preparados”(p.14). Ante esas nuevas formas de responsabilidad, es necesario un despliegue informativo en el que la ética juegue un papel importante.

Los temas sobre los que versa la obra son diversos: se habla de la ética de la persona y de la familia; se aborda el tema de la educación de la juventud, en el que juegan un papel fundamental los medios de comunicación, los derechos humanos, la sociedad civil y la solidaridad. No falta tampoco el tema de la justicia en relación con el tercer mundo Por último se analiza, bajo la tarea del movimiento Justicia y Paz, la actuación de la Iglesia en el mundo actual.   

Estamos, pues, ante  un buen instrumento para la formación; pero también ante una buena guía para dirigir el diálogo político hacia los temas fundamentales, como invitación a las distintas formas de compromiso socio-político. Aquí se ofrecen  respuestas públicas que tratan de romper el silencio, la resignación o la complicidad frente a problemas de la vida real.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s