GADAMER, Hans-Georg; Acotaciones hermenéuticas, Traducción de Ana Agud y Rafael de Agapito, Trotta, Madrid, 2002, 299 pp.

por Luís Enrique de Santiago Guervós

Con el nombre de Acotaciones Hermenéuticas se traduce la obra original, Hermeneutische Entwürfe, J.C.B. Mohr, Tübingen, 2000,  en la que se recogen 22 escritos de Gadamer que aportan una visión complementaria a los trabajos ya recogidos en sus Gesammelte Werke. Ninguno de estos trabajos se recogen en dichas obras, y todos ellos son posteriores a 1995. Por lo cual, nos aportan una visión muy particular de la posición y puntos de vista del Gadamer de los últimos años, testigo de su propia obra y, al mismo tiempo, “testigo del siglo”. La peculiaridad de estos escritos está en que la mayoría de ellos responden a conferencias, que posteriormente se han reelaborado para su publicación. Estos trabajos se reúnen bajo cuatro epígrafes temáticos que resumen la trayectoria intelectual del autor: hermenéutica, historia de la filosofía, arte, verdad, para terminar con una serie de “glosas” marginales que responden más a bien a sus inclinaciones personales. El propio Gadamer considera este libro como un “apéndice” a sus Obras completas. Con él podremos disfrutar de una visión más completa del pensamiento de Gadamer y, al mismo tiempo, permitirá a los estudiosos de la hermenéutica y matizar mejor las ideas desarrolladas por el autor en sus escritos anteriores. La primera sección,  hermenéutica como filosofía, recoge trabajos que contemplan aspectos importantes de su filosofía hermenéutica tales como la relación entre hermenéutica y la praxis, o la confrontación entre ciencia y hermenéutica. Otros temas, como el de la dialéctica del oír o el de la solidaridad enriquecen aspectos que ya se conocían en otros escritos. Entre los trabajos que se incluyen en la sección segunda, Aportaciones a la Historia universal del Pensamiento, figuran temas relacionados con la filosofía de la historia, la filosofía griega, ciencias del espíritu, Kuno Fischer, y un trabajo de gran interés sobre “Nietzsche y la Metafísica”, donde nos ofrece algo bastante inédito en Gadamer: una valoración de su forma de entender a Nietzsche. La tercera sección,  Sobre la trascendencia del arte, incluye cuatro escritos sobre el arte relacionado con temas como la comunicación, cosmología, círculos artísticos. Una cuarta sección se titula Alétheia, en la se incluyen tres escritos sobre Heidegger, sobre el recuerdo y el saber. Por últimos, bajo el título de Glosas, se incluyen tres escritos sobre el diálogo socráticos, Goethe y Heráclito y Nausica.

Creo que la obra en general nos pude servir para completar el discurso de Gadamer en sus más variadas facetas. Se puede apreciar en estos escritos la madurez de un autor que ha ido haciendo de la Hermenéutica una de las claves fundamentales de la forma de pensar del siglo XX. Sin grandes alardes y con finas sugerencias, Gadamer ha sabido calar en el tejido filosófico de nuestra contemporaneidad. Poco a poco su paradigma hermenéutico se ha convertido en un modelo dialógico para todos los que nos dedicamos a la filosofía. Después de un periodo de dogmatismos férreos en la historia del pensamiento, Gadamer supo intuir que era la hora de la solidaridad, del diálogo y de la comprensión mutua. Y para ello no hacían falta sistemas, sino grandes dosis de tolerancia y de diálogo intercultural como camino para llegar al consenso o al diálogo que todos somos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s