KIERKEGAARD, S.; Migajas filosóficas o un poco de filosofía, Introducción y notas de Rafael Larrañeta, Madrid, Trota, 1997, 113 pp.

por Luís E. de Santiago Guervós

El Profesor Rafael Larrañeta, de la Universidad Complutense de Madrid, posiblemente el mejor conocedor de Kierkegaard actualmente en España, ha asumido la dura tarea de presentar en castellano esta importantísima obra del autor danés. El traductor, que conoce bien el danés, nos remite a la 2ª Edición de las Obras completas refiriendo en cada página el volumen y página de la correspondiente obra, lo que resulta de gran utilidad para los estudiosos de Kierkegaard. Hemos de aplaudir también a la Editorial Trotta por la elegancia de la presentación y por el rigor del texto editado y, al mismo tiempo, por su contribución a la difusión del pensamiento de este autor tan importante y tan olvidado.

S.Kierkegaard publica esta obra inmediatamente antes del Concepto de Angustia, tan comentada por filósofos de toda índole como Heidegger, Jaspers, Unamuno, Aranguren, etc. Quizás el tema abordado era en aquel momento más «simpático» que el de Migajas y por ello fue muchísimo más difundido.

Entrando en el contenido diremos que la obra se divide en cinco capítulos. El primero plantea interrogantes que reproducen el ambiente de los diálogos socráticos en orden a hallar la verdad desde la reminiscencia. Sócrates aparece de continuo para determinar que el maestro es mera ocasión para la búsqueda de la verdad. Esto acontece cuando surge un tipo de maestro que en lugar de ocasión se convierte en el dador de la condición para la adquisición de la verdad. Kierkegaard concluye: ese maestro sólo puede ser «un dios». El C.II presenta el «amor infeliz» de un rey a una humilde muchacha. Emerge así la figura de Dios como siervo de los demás y comienza a hablar del escándalo para la razón. El Cap. III se inicia con referencias a Sócrates y a la «grecidad», pero resaltando cómo Sócrates supo detenerse cuando comprobó que la razón no podía ir más allá. La razón choca y es en ese choque insuperable cuando se vislumbra la aparición de «lo desconocido», emergiendo el asunto del escándalo que comienza a existir con la paradoja, revelándose con ellos la importancia del instante «en torno al cual gira todo». En el Cap. IV Dios aparece como tema predominante, pero en el trasfondo vuelve a intuirse la presencia de Sócrates. Para el discípulo la aparición de Dios en la tierra es la enseñanza esencial que romperá en buena medida con los esquemas normales de contemporaneidad histórica, aunque Kierkegaard valore las ventajas propias de ser contemporáneo. No obstante sólo Dios da la condición para que el discípulo pueda aceptar ese mensaje.

En el Interludio filosófico se aborda el tema de la posibilidad y necesidad, concluyendo que el devenir es obra de la libertad. Lo histórico sigue teniendo una relación preferente con la libertad y se convierte en una especie de reduplicación del devenir. Incluso el pasado remite a una libertad como la del devenir, de tal manera que el historiador tendría que distinguirse «por su pasión por el devenir». Kierkegaard desea concluir en la fe, cuyas semejanzas con el devenir -sobre todo, su «ambigüedad»- le parecen obvias. Para Kierkegaard la fe no es un conocimiento más, sino un acto de libertad y rompe las barreras del pasado y del futuro. El Cap. V rechaza otra vez cualquier intento de «naturalizar» la religión y retorna a Sócrates para recordar que la fe exige renunciar a la razón.

Una «Moraleja» final de pocas líneas, donde no podía faltar Sócrates, resume los hitos cruciales de la obra. Quedan aspectos fundamentales sin exponer, como la vigorosa reivindicación del sujeto humano, pero quien estudia la obra descubrirá contenidos muy valioso dentro de un discurso siempre singular y fascinante.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s