LARRAÑETA, Rafael; La lupa de Kierkegaard, Editorial San Esteban, Salamanca, 2002, 159 pp.

por Luís Enrique de Santiago Guervós

La Lupa de Kierkegaard es el último libro que nos dejó como testamento Rafael Larrañeta (1944-2002), pocas semanas antes de morir, después de una larga enfermedad, durante la cual nunca perdió su optimismo y la fuerza para seguir investigando y escribiendo sobre la obra de Kierkegaard. Es todo un símbolo de su fructífera, densa y apasionada obra centrada sobre un autor también apasionado e interiorista. Esta pequeña obra en la que nos proporciona una visión radiográfica de Kierkegaard parece casi una premonición de su desenlace final. Las ultimas palabras de este libro parecen una recapitulación y una despedida: “desde hace más de treinta años he venido escrudriñando con detenimiento los escritos y la compleja trama íntima de este preclaro danés. Lo aquí dicho es lo que reflejan mis viejas lentes…Pero mi vista se ha ido fatigando a lo largo de los días y es comprensible que detalles muy queridos para algunos aparezcan deformados e ignorados”. Probablemente a Rafael Larrañeta también le hubiera gustado que figurasen en su sepultura las mismas palabras que Soren dispuso para su tumba: “Todavía un poco y habré vencido. Toda lucha será superada. Así podré reposar en una sala de flores y deleitarme con Jesús en eterno coloquio”. En este escrito sobre la vida de Kierkegaard, una biografía sentida y de una belleza desmesurada, se pone de manifiesto el conocimiento profundo que el biógrafo tiene del autor. Rafael conocía muy bien el pensamiento del autor, quiso conocerlo en su propio idioma, traducirlo con ese espíritu casi fraterno, enseñarlo desde dentro, desde esa “interioridad apasionada”, darlo a conocer al público de lengua hispana. Por eso, se trata de una biografía especial, no es una biografía corriente, llena de notas, erudita, sino que en ella se aprecia el pulso vivo de un autor con el que se ha convivido muchas horas, y con el que se han compartido ideas y sentimientos en un diálogo ininterrumpido. Es como la obra de arte que el artista dona a sus amigos, como el resultado de una explosión interior, como el desbordamiento de un cúmulo de experiencias vividas en sintonía con su otro yo, Soren Kierkegaard. Todo aquel que lea La lupa de Kierkegaard sentirá cómo bajo un estilo impecable y fluido se hace revivir la figura del pensador danés y, ahora también, la suya propia. Mas que una biografía es, ciertamente, una guía que nos acompaña en un viaje a lo más intimo del pensador danés. Una lectura que nos acerca a nosotros mismos, que nos ayuda a mirarnos con la misma lupa que miraba Kierkegaard su desgarrada existencia en su carrera despiadada por llegar a ser él mismo entre muchos.

Rafael Larrañeta ha sido un autor que no se le ha valorado suficientemente. Tal vez ha contribuido a ello su forma de trabajar, silenciosa y sin estridencias, amante del rigor científico y de la meticulosidad. Su gran ilusión hubiera sido llegar a traducir por primera vez del danés al español la obra entera de Kierkegaard. Comenzó esa enorme empresa con un gran entusiasmo y optimismo, pero sólo llegó a poner las primeras piedras de ese gran proyecto. Editó y tradujo la  Migajas Filosóficas (1997), con tres ediciones en tres años, y editó también los dos primeros tomos de los Escritos de Kierkegaard (Editorial Trotta). Pero nos dejó también numerosos artículos en los que nos ofrece una interpretación de Kierkegaard intimista, relacionándolo con gran facilidad con autores como Heidegger, Nietzsche, Unamuno, Feurbach, etc. Ha dedicado varias monografías a Kierkegaard: La interioridad apasionada (Ed. San Esteban, 1990),  Verdad y amor en S. Kierkegaard (Valladolid, 1976) y Kiekegaard (Ediciones de El Orto, Madrid, 1997), y ahora La lupa de Kierkegaard.  Este es su legado, truncado, pero que pude servir de punto de partida para nuevos investigadores y para que el pensamiento de Kierkegaard vuelva a estar vivo entre nosotros, como ya lo estuvo hace unos lustros. Reiteramos nuestro agradecimiento desde aquí a Rafael Larrañeta por su trabajo, por su amistad y por la profunda huella que deja entre nosotros.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s