MONJEAU, Federico, La invención musical.Ideas de historia, forma y representación, Paidós, Buenos Aires 2004, 478pp

por María de la Paz Tenorio

Federico Monjeau, es profesor titular de Estética musical en la Universidad de Buenos Aires, así como miembro del consejo asesor de la revista Punto de Vista y crítico musical en el diario Clarín.
El libro es un estudio monográfico de estética musical, estructurado en tres partes que corresponden a la historia musical, a la forma musical y, por último, a la representación en música.
En esta obra se analiza el desarrollo histórico de la música occidental, en el que se experimenta una creciente complejidad y progreso dentro del sentimiento histórico, presente en todo este arte.
Con continuas referencias a Schönberg, iniciador de una nueva concepción del idioma tonal (cfr. p.18) y a otros autores de posguerra, se reflexiona sobre una música nueva que progresa con la ruptura (cfr. p. 26). Se trata de la música del siglo XX, cuyos objetivos permanecen dentro de la música misma (cfr. p. 29).
El dodecafonismo constituye la nueva manera de componer, donde cada sonido tiene la misma importancia, borrándose, de esta manera, todo tipo de jerarquía tonal: ahora, la tonalidad es interna (cfr. p. 5 ).
Además de esto, la música actual vive bajo el reinado de la estructura y no de la forma. Este paso proporciona al arte musical una liberación (cfr. p. 87).
El mismo progreso existe en la interpretación y comprensión musical, que pasa de una concepción de fidelidad a otra de autenticidad (cfr. p. 67). La comprensión de los contenidos va más allá de los conceptos. Por ello, la música, libre de conceptos, reina por encima de las demás artes, según Schopenhauer y Nietzsche. Así, la comprensión pasa a ser más auténtica y radical.
Esta es una idea romántica de la música, por la cual, según Adorno, todas las artes aspiran a la condición de la música.
El libro se cierra con el problema de la representación, que es interpretado por el autor con la amplia noción de metáfora.
La música, como arte con coordenadas espacio-temporales propias, tiende un extenso campo de representación.
Por último, una extensa bibliografía acompaña a todo el trabajo.

La valoración crítica que nos merece este libro es muy positiva. Constituye un estupendo estímulo para reflexionar sobre la música del siglo XX, tan desconocida, aun dentro de los círculos musicales.
El libro está muy bien escrito y fundamentado, ya que trae a colación no sólo los contenidos de las obras musicales, sino las críticas y la comparación con otras épocas de la historia de la música.

Como conclusión orientativa, podemos decir que este libro está dirigido a un público interesado en la estética musical y con conocimientos musicales, ya que se usa una terminología musical; incluso hay ejemplos donde están presentes algunos fragmentos de partituras.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s