MORALES, José, Los musulmanes en Europa, Eunsa, Pamplona, 2005, 125 pp.

por Carlos Ortiz de Landázuri

La reciente revuelta juvenil ocurrida en Francia ha puesto de manifiesto que el Islam será uno de los problemas más graves con que Europa se tendrá que enfrentar en un futuro próximo. Según José Morales, hoy día el Islam europeo ha alcanzado una masa crítica y un grado de implantación, que le obliga a optar por una de estas dos posibilidades: o agudizar aún más la confrontación provocada en gran parte por las nefastas políticas de inmigración seguidas por Francia y en general en toda Europa, o bien tratar de integrarse haciendo un esfuerzo suplementario para tratar de invertir su inicial tendencia al enfrentamiento, exigiendo en su lugar el nivel de educación y de reconocimiento que con justicia le corresponde. Lo que no se puede hacer es seguir negando la fuerte presencia de una inmigración procedente de países islámicos, que a su vez genera unos problemas específicos, que la cultura europea conoce bien, aunque nunca con la cercanía e inmediatez de ahora. Tampoco se puede generalizar tratando de aplicar a todos los países las mismas recetas, cuando las situaciones y los problemas heredados son distintos. En cualquier caso se trata de un problema complejo cuyo estudio requiere de un análisis por separado de las distintas partes afectadas, tratando de sacar las consecuencias oportunas, como ahora se comprueba a través de siete capítulos: 1) La presencia islámica en el viejo continente durante estos últimos cincuenta años, especialmente en Inglaterra, Francia y Alemania, con sus correspondientes ciclos migratorios y modelos de relación; 2) La inserción de los musulmanes en Europa, con las consiguientes reacciones de acogida y resistencia, así como las diversas iniciativas de la Iglesia a este respecto; 3) El Euroislam es un término nuevo creado para referirse al Islam autóctono europeo con una fuerte dosis de multiculturalidad y de crisis interna de identidad debido en parte a sus carencias de organización, aunque con un fuerte deseo de recuperar el debido reconocimiento cultural; 4) Las religiones de los inmigrantes musulmanes analiza el grado de práctica religiosa, así como sus formas de organización espontánea, así como sus contactos con el resto del mundo musulmán; 5) Los europeos que se han hecho musulmanes analiza tanto el proceso de conversión al Islam como el estatuto de ‘minorías protegidas’ otorgado por los musulmanes a las religiones del Libro o la situación de los renegados, tratando de indagar en las complejas raíces históricas y culturales del problema ahora analizado;  6) Los europeos que se han hecho musulmanes (2), analiza más bien los rasgos religiosos de este Islam autónomo que se ha constituido en Europa, la procedencia de los conversos y los motivos para abrazar el Islam; 7) Los musulmanes en España analiza el impacto del fenómeno masivo migratorio, el perfil sociológico del converso al Islam, las asociaciones musulmanas, los acuerdos con el Estado de 1992, sus rasgos sociológicos y culturales más destacados, su nivel de integración y el alto grado de aceptación por parte de la población española, a pesar del atentado terrorista del 11-M de 2004. Para concluir una reflexión crítica: Según Morales, el Euroislam debería permitir una progresiva apertura y occidentalización del Islam, que debería eliminar progresivamente muchos de los resabios que aún quedan a este respecto. De todos modos es evidente que  ni Occidente ni el Islam son lo que eran, y que posiblemente deberíamos aplicar a este tipo de integración categorías diferentes a las usadas hasta ahora. Evidentemente no se trata de relativizar el problema, ni de olvidarnos del pasado, pero si abrir los ojos a ese tipo de ‘realidades nuevas’ que pueden ser indicativas de por donde puede ir en un futuro la resulución del problema. Morales en este sentido hace un gran esfuerzo por comparar las situaciones tradicionales con estas ‘nuevas realidades’, tratando de mostrar las diferencias y sus semejanzas, pero la verdad es que al parecer no ha habido grandes cambios. Más bien se ofrece la impresión de que el problema del Islam o del Euroislam, como prefiera decirse, está estancado, se trata de un problema no resulto y su solución va para largo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s