NIETZSCHE, Friedrich; Escritos sobre Wagner, Traducción de Joan B. Llinares, Biblioteca Nueva, Madrid, 2003, 282 pp.

por Luís Enrique de Santiago Guervós

Con la edición de los escritos sobre Wagner de F. Nietzsche, los lectores de este último tienen en sus manos un documento de gran interés para comprender mejor su pensamiento. La ventaja de la presente edición es que se nos ofrece en un solo volumen los escritos de Nietzsche: Richard Wagner en Bayreuth (1876) (Cuarta consideración intempestiva), El caso Wagner  (1888), Nietzsche contra Wagner (1889). La edición ha sido llevada a cabo con gran pulcritud por Joan B. Llinares, un experimentado traductor de la obra de Wagner y de Nietzsche, y un buen conocedor de este último. Las traducciones van precedidas por una amplia introducción en la que se nos explica con detalle las motivaciones de los escritos, la relación de Nietzsche con Wagner, la influencia de éste en el pensamiento de Nietzsche, elaborando un contexto preciso para comprender mejor qué pensaba Nietzsche sobre Wagner. Una cronología sobre dicha relación nos ayuda a seguir paso a paso  la evolución de esa gran amistad.

En cuanto a los escritos, el primero,  Richard Wagner en Bayreuth, es un homenaje tardío a Wagner, cuando comienza a distanciarse teórica y sentimentalmente de su antiguo maestro y amigo. Es el homenaje al genio, a la “grandeza”, a los “seres excepcionales” a los que, según Nietzsche, les está encomendada la transformación de la cultura. En realidad, Nietzsche esboza una clara crítica a la modernidad, y completa las anteriores Intempestivas en lo referente a su juicio sobre la historia. Por lo que se refiere a El caso Wagner  (1888) es una especie de divertimento o una pausa en su elaboración del que iba a se su gran libro,  Ensayo de una transvaloración de los valores, en el que se aborda uno de los problemas nucleares de esta época: el tema de la deacadencia. El último escrito, Nietzsche contra Wagner, es una reacción a una reseña crítica de su escrito anterior. No cabe duda de que leyendo estos escritos publicados en vida por Nietzsche nos damos rápidamente cuenta de la importancia que tuvo Wagner en su evolución intelectual. Es curioso observar cómo Nietzsche se dio a conocer con un escrito en honor a Wagner, El nacimiento de la tragedia, y sus últimos escritos hablan también sobre Wagner, pero para marcar distancias y para ajustar cuentas con el que había sido su gran mentor. Pero, en realidad, Wagner es solo el pretexto, para llevar a cabo una crítica en profundidad sobre la decadencia de la cultura occidental. Siempre nos quedará la duda, sobre si ese distanciamiento fue real o simplemente un recurso retórico o irónico por liberarse definitivamente de su propio pasado. Es posible que el propio Nietzsche en su interior fuera un espíritu dividido, y que necesitara colocarse la máscara para que al final no podamos saber lo que realmente pensaba y continuase el misterio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s