RIVERA DE ROSALES, Jacinto; LÓPEZ SÁENZ, Mª del Carmen, (Coordinadores); El cuerpo. Perspectivas Filosóficas, UNED, Madrid, 2002, 337 pp.

por Luís Enrique de Santiago Guervós

Interesante trabajo colectivo dedicado al tema del cuerpo desde distintas vertientes: filosóficas, naturista, sociológica, psicológica, ecológica, etc., resultado de un curso de Verano de 1997 de la UNED.  Nadie duda hoy en día que el tema del cuerpo sea ya un lugar común dentro de la filosofía más actual. Desde que Schopenhauer pensase en el cuerpo como el hilo conductor para descubrir la esencia de las cosas, distintos filósofos posteriores se dedicaron de una u otra manera su reflexión sobre este tópico. Así lo ponen de relieve los distintos trabajos que se presentan, dando la palabra a una serie de filósofos que de una u otra manera reflexionaron sobre el tema del cuerpo.

Los títulos de los trabajos son lo bastante ilustrativos para conocer el contenido del libro: F. J. Martínez, “El cuerpo en Espinosa”; Jacinto Rivera de Rosales, “La reflexión trascendental sobre el cuerpo propio. Kant, Fichte y Schelling”; M. Suances Marcos, “La corporalidad en Schopenhauer”; Diego Sánchez Meca, “Psicofisiología nietzscheana del arte y de la decadencia”; Javier San Martín, “Apuntes para una teoría fenomenológica del cuerpo”; Amparo Ariño, “la existencia como corporidad en la ontología y la literatura de J. P. Sastre”; Maria del Carmen López Sáenz, “la existencia como corporeidad y carnalidad en la filosofía de M. Merleua-Ponty”; Dolores Castrillo, “El estatuto del cuerpo en psicoanálisis: del organismo viviente al cuerpo gozante”; Ruben A. Sánchez, “El cuerpo dentro de una ontología histórica de nosotros mismos. La aproximación al cuerpo en la obra de Foucault”; Teresa Oñate, “Cuerpo-Mente-Mente-Cuerpo en la filosofía de pilles Deleuze”; Mª Luz Pintos, “Cuerpo de mujer y violencia simbólica: una realidad universal”; Feliz Duque, “El cuerpo residual. Aproximación a la crítica de la sensación pura”.

Esta obra colectiva puede servir ciertamente de marco para adentrarnos en un campo filosófico que tiene mucho que decir. Tal vez suponga otra manera de ver la filosofía, más cercana, más próxima a nosotros y, precismanete por eso, más real y más sentida. A veces nos olvidamos que nuestros pensamientos son pensamientos, como decía Unamuno, no de un “yo” abstracto, etéreo, sino productos de un conjunto de pasiones, sensaciones y sentimientos. Nietzsche decía que por los pensamientos corre la sangre como por nuestras venas, y tal vez , por eso mismo, nos brindó la oportunidad de abrir caminos a una forma de pensar menos dogmática y mas tolerante y dialógica.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s