SCHOPENHAUER, Arthur, Parerga y Paralipomena. Escritos filosóficos menores, Edición de Manuel Crespillo y Marco Parmeggiani, Volumen I: trad. de Edmundo González Blanco, introd. de Manuel Crespillo, estudio preliminar de Marco Parmeggiani, Málaga, Ágora, 1997, 248 pp.; Volumen II: traducción de Edmundo González Blanco, introd. de Manuel Crespillo, estudio preliminar de Marco Parmeggiani, Málaga, Ágora,1997, 219 pp. Volumen III: traducción Antonio Zozzya, introd. de Manuel Crespillo, estudio preliminar de Marco Parmeggiani, Málaga, Ágora, 1997, 242 pp.

por Luís Enrique de Santiago Güervós

La publicación y reedición en castellano de una de las obras principales de Arthur Schopenhauer, Parerga und Paralipomena:kleine philosophische Schriften, que contribuyeron de manera eficaz a la difusión y popularización de su obra sitemática, El mundo como voluntad y representanción, hay que saludarla como un gran acontecimiento filosófico en el ámbito de la divulgación de la hisotira del pensamiento. El título, como todos los de Schopenhauer, es poco afortunado de cara al interés del público. Son dos palabras griegas: parerga, que significa algo subordinado a una tarea principal, y paralipomena, se aplica a aquello que se omite en la parte fundamental de una obra.  Los Parerga se pueden considerar como la última creación de Schopenahuer, posterior a la publicación de los Suplementos de El mundo como voluntad y representación. En ellos se recoge material disperso de años atrás, tratados y ensayos de diverso carácter, -incluso hasta de treinta años atrás- que se fue elaborando y configurando entre 1844 y 1850. Con esta obra Schopenhauer considera cerrado el ciclo de su vida intelectual.«Limpiaré mi pluma y diré:”todo lo demás es silencio». Y después de su publicación llegó a escribir:«Me alegra profundmente presenciar el nacimiento de mi última criatura, que completa mi misión en este mundo. Realmente siento como si mis hombros se hubieran liberado de una carga muy pesada que he llevado desde los veinticuatro años. Nadie se imagina lo que eso significa»

El mismo califica de “la más popular con diferencia» o como su «filosofía para el mundo»

Durante treinta años continuará acumulando como Montaigne documentos para utilizar como pruebas de su «pensamiento único»

Esta obra fue ofrecida a tres editores que la rechazaron sucesivamente. Fue debido a la mediación de su amigo Frauenstädt por lo que Hayn, de Berlín, se decidió a editarla pagando al autor con diez ejemplares gratuitos de su propia obra.

UN título pedante , que Schopenahuer justifica alegnado que lo había escrito para eruditos.

Hay además una serie de notas corts, aforismos y notas episodicas

Como dice su primer biógrafo, Wolliam Wallace, «Aquí no hay generalidades científicas abstractas, si no la instrospección de una individualidad muy característica, sin escrupulos ni limitaciones para cerra la boca ni siquiera para suavizar la rudeza de la lengua. Ingenio provocativo, srcasmo agudo, sentimiento fuerte, aparecen por doquier»(p.178)

En esta obra hay una gran cantidad de ilustración literaraia, la concentrada sabiduría del aforismo trata de imitar a La Roschefoucauld. Allí se trata de metafísica y física, de filosofía natural,ética y política; del arte de la vida y de literatura, de arqueología y sánscrito; también el lenguaje y la lógica, la inmortalidad y el ascetismo ocupán un papel importante, así como la profeisón dela vida del hombre, de la edad y del sexo. UN conglomerado de temas inspirados unos en su experiencia personal, una miscelánea en la que cada cual puede escoger a su gusto.Son temas que atañen al pensamiento y a la existencia.

INTRODUCCION

El primer volumen se abre con una amplia introducción (pp.9-63) «¿Para qué Schopenhauer hoy?», de M. Crepillo en la que nos presenta, de un modo erudito y doumentado y con un alto sesgo de agudeza, el rico legado que nos deja el autor, pieza clave para comprender el demoronamiento del viejo orden de las cosas y la desintegración del concepto de la historia y sus generalizaciones en el que se apoyaba la unidad de la filosofía. Una vez anulada la historia, «solo quedala protesta, la aspriación y el deseo del individuo frent a las diversas formas de orgazinación social»(p.15), señala Crespillo. Pero el peligro de esa quiebra de la razón histórica es el gran pesimismo que invade la segunda mitad del siglo XIX como consecuencia del desaucio del entramado hegeliano. Así lo expresba el propio Schopnehauer:«Asistimos casi cada treinta años a la quiebra declarada del espíritu científico, literario y artístico de la época».  M. Crespillo, con gran acierto y rememorando lo que otros autorres han pensado sobre SChopenhauer, va repasando la influencia del pesimismo de Schopenhauer en Mann, Wagner, hasta que Nietzsche lo interpreta simplemente como un «máscara», como una cuestión que atañe a la actitud estética del individuo frente al mundo. Pero tal vez la respuesta y la clave de ese pesimismo que se intala en nuestro mundo haya que buscarla en una “filosofía de la tragedia»(p.26), porque en realidad lo trágico se manifiesta en las formas del principium individuationis.

Pero con todo ello, no hay que perder de vista que lo que realmente nos ayuda a comprender e iterpretar la obra de Schopenhauer es la función y el papel que desempeña el artista. ese demiurgo entre el pensamiento y la sensibilidad, entre el mundo de los fenómenos y el de la cosa en si. En realidad este énfasis que pone en el arte puede que no sea más que un mecanismo de autodefensa frente a lo efímero de nuestra existencia. «Ser artista -dice Crespillo- es ser capaz de superar la indiviudación. abandonar la gonía de la experiencia  y adoptar una actitud contemplativa»(p.55)

La presente edicción corresponde a la primera parte y se recoge en tres volúmenes.

Schopenhauer estuvo trabajando sobre los Parerga desde la segunda edición de 1844 de El mundo como voluntad y representación. Cuando la quiso publicar, en el año 1850, Bockhaus, el edito, la rechazó. Fue Julius Frauenstädt, albacea literario y ferviente discípulo de Schopenhauer, quien consiguió que una librería berlinesa pusblicase los dos tomos en noviembre de 1851, en una edición de seiscientos cincuenta ejemplares.

Esta obra de Schopnehauer servía de complemento para popularizar su filosofía, que de una manera pretendidamente sistemática, se había expuesto en Die Welt.El mismo subtitula la obra como de Escritos filosóficos menores

El primer tomo

En el primer volumen se recogen el Bosquejo de una historia de la teoría de lo ideal(pp.81-116) y Fragmentos para la historia de la filosofía (pp.117-248). La traducción de este primer volumen es de Edmundo González Blanco. Los escritos que conteiene fueron publicadoss en el 1908 en un volumen titulado Estudios de historia filosófica (Madrid, La España Moderna). Esta traducción, como la del segundo tomo, se basan en la edicción más prestigiosa de aquella época de la obra de Schopenhauer, la que preparó su albacea literario y ferviente discípulo, Julius Frauenstädt. En concreto, se sirvió de la segunda edición de los Parerga, que perparó Frauenstädt para su primera edición de las Obras Completas de Schopenhauer: Arthur Schopenhauer’s Sämtliche Werke, editada por J. Frauenstädt, vols. V y VI, Leipzig: Brockhaus, 18772, reeditada sucesivamente sin modificaciones en 1888, 1891 y 1922. En el Bosquejo Schopenhauer estudia las diferencias entre lo ideal y lo real, es decir, entre el mundo de la representación y el mundo de la voluntad. Los Fragmentos para la historia de la filosofía son una reflexión madura de leeturas antiguas, que tienden a ponderar por comparación el pensmiento de Schopenhauer y a justificar y legitimar razonadamente su sitema. No se trata de una historia de la filosofia en sentido estricto, sino más bien de una valoración subjetiva de la misma en la que se destacan los elementos decisivos para el propio Schopenhauer en la evolución de la historia del pensamiento.

El volumen va precedido de un estudio preliminar de Marco Parmeggiani, «Schopenhauer: hisotira o filosofía», donde se ponde manifiesto el antihistoricismo schopenhaueriano. Para Schopenhauer no puede haber una historia de la filosofía, en sentido estricto, sólo fragmentos, porque historia y filosofía se excluyen, puesto que la historia no aporta nad esencial al conocimiento filosófico. La unidad de la filosofía no reside en su «historia» sino en su objeto, es decir, en la resolución del enigma del mundo, el leitfaden  de la filosofía de Schopenahuer.

El segundo tomo.

El segundo volumen comprende los siguientes escritos: Sobre la filosofía universitaria (pp.21-90); Especulación trascendental sobre la aparente intencionalidad een el destino del individuo (pp.91-120) y el Ensayo sobre la nigromancia y lo que con ella se relaciona (pp. 121-219). La traducción es también de González Blanco. El primer escrito fue publicado en el volumen de Etudios de historia filosófica, antes citado; los restantes escritos se publicaron en otro volumen anterior bajo el título de Ensayo sobre la nigromancia, Madrid, 1907. Los editores han  querido mantener la curisosa traducción de González Blanco (Ensayo sobre la nigromancia y lo que con ella se relaciona) del escrito de Schopenhauer: Versuch über das Geistersehn und was damit zusammenhängt.

En el ensayo Sobre la filosofía de la Universidad (pp.21-90) Schopenhauer arremete contra una filosofía domesticada en la universidades y mediatizada por el poder político, la religión y la opinión pública. Este ensayo, que tiene perfiles de libelo, alcanza su paroxismo con la crítica a los filosomes del hegelianismo. Para él el idealismo absoluto es el sueño fantasmagórico que deja fuera de juego el desarrollo autónomo de la interioridad humana. También en lo político se manifiesta el elitismo de este pensador atípico y su veta reaccionaria. El Estado no es más que la obra maestra del egoismo inteligente, pero en nada contribuye a la felicidad, al desarrollo del ser humano y a su liberad. Emerge también en ete escrito la dial´ctica entre filosofía y religión.

Completan este volumen el ensayo sobre Especulación trascendental sobre la aparente intencionalidad en el destino del individuo (pp.91-119), donde se trata de una «aclaración de una cuestión fundamental muy complicada», que todo el mundo ha tenido que rontarla alguna vez en su vida: la creenci en una providencia epecial o en una dirección sobrenatural de los acontecimientos. Schopenhauer habla de fatalismo demostrable (p.95), el que depende de la necesidad rigurosa, y el fatalismo trascendente que depende de las experiencias sucesivas del transcurso de la vida (p.97).Explica esto por medio de analogías: primero, con el poder que muestra la teleología de l anturaleza; segundo, con el estado soñador de nuestra existencia consciente.

Por último el Ensayo sobre la nigromancia y lo con ella se realaciiona (pp. 121-219) trata sobre cuestiones de actualidade interés en el época del autor, : la aparición de espíritus. Schopenahuer trata de eplicarlas no desde el punto de vista espiritualista, como había hecho kant, sino idealista. Aquí se acude de nuevo al modelo de los sueños, donde se expone toda una teoría sobre sobre su orgien y comportmiento, y sobre el sonambulismo, de la videncia como exaltación del sueño, del sueño magnético, el magnetismo animal. Todo ello nos abre el camino para las explicaciones sobre apariciones de espíritus

Este segundo volumne va tamién precedido de una nota preliminar sobre “Schopenahuer y el estado» de Marco Parmeggiani

En el tercer volumen se recoge la traducción de Aphorismen zur lebensweisheit  que publicó Antonio Zozaya en 1889, Madrid, en la Imprenta de José Rodríguez, bajo el título de Parerga y Paralipomena. Aforismos sobre la sabiduría de la vida. Posteriormente fue reeditada con gran éxito en la Sociead General Española de Librería, Madrid, 1926. Este tercer volumen corresponde al vol. VI, pp. 329-530 de la edición de 1877, anteriormente citada, de Frauenstädt. Las correciones que ha hecho el editor del texto de Zozaya son menores, algunas de carácter ortagráfico; se han introducido los textos griegos y latinos que faltaban y se han traducido aquellas citas que no se habían traducido. Los Aforismos se centran, sobre todo, en buscar soluciones al enigma de la existencia humna: ¿cuál es el sentido de la vida humana? ¿Cuál es el sentido de la existencia? Tales preguntas las fundamenta Schopenhauer en las siguientes ideas que determinan el carácter problemático de la existencia: no existe ningún orden que trascienda mi mente; el mundo que percibimos y pensmos es apariencia, y sólo es real la pura interioridad.De este modo, Schopenhauer trata de demostrar  cómo el sentido de nuestra existencia no se fundamenta en la exterioridad, en lo que nos representamos, en las meras ilusiones, sino de nuestro ser más ´ìntimo, en lo que cada uno de nostros es. Instancias externas a las que suele acudir el hombre para dar sentido a la existencia falsifican el carácter propio de nuestra existencia. El sentido de la existencia se hace y se construye a partir de la experiencia personal y en relación con los demás y nuestro ámbito vital. El volumen de nuevo es prologado por Marco Parmeggiani con una nota sobre «Schopenhauer y el sentido de la existencia».

ESTA EDICION

En esta ambiciosa edición que nos presentan los editores en la colección Hybris,de la Editorial Agora, se trata de publicar por primera vez en castellano la edición completa alemana de los Parerga. Al tratarse, sin embargo, de libros de bolsillo, el plan de la obra consta de estos tres volúmenes que corresponden a la primera parte, y de los otros tres de proxima aparición, que integran la segunda parte. En esta edición se ha respetado el orden de la edición crítica de Hübscher, que a su vez respeta el orden establecido por Schopenahuer. La originalidad de la presentación de esta primera parte tall vez haya que buscarla en la recuperación por parte de los editores de las primeras traducciones que se hicieron en castellano. Esto supone un gran valor documental, por el hecho de ser primeras ediciones, sin embargo se permiten una cierta libertad con el texto alemán en detrimento de una mayor objetividad interpretativa. No obstante, los editores, en especial Marco Parmeggiani, ha revisado las citas y referencias confrotándo el texto con la edición de Hübscher, ha introducido los textos griegos y latinos que faltaban -una costumbre muy usual entre los tradcutores de la época por razones editoriales-, y se ha modernizado la ortografía y corregido los errores de imprenta. En resumen nos encontramos frente a una edición muy cuidada, en la que  Marco Parmeggiani ha introducido cada uno de los volúmenes con una nota preliminar que sirve de hilo conductor para la correcta lectura de los distintos escritos que contienen los Parerga.

La traducción de la segunda parte de los Parerga und Paralipomena,también en tres volúmenes, ha sido realizada por el editor de la presente edición Marco Parmeggiani.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s