ANDREAS-SALOMÉ, Lou; Friedrich Nietzsche en sus obras, Prólogo de Enrnst Pfeiffer, traducción al español de Luis Fernando Moreno Claros, Editorial Minúscula, Barcelona 2005, 327 pp.

Luís Enrique de Santiago Guervós

Si hay alguien en el entorno de la vida de Nietzsche que comprendió mejor sus ideas y sus objetivos ésta fue Lour Andreas-Salome. El propio Nietzsche se maravillaba que fuese ella la única persona con la que había podido compartir sus propios pensamientos de una manera directa y abierta, y de que fuera la primera persona considerada por él apta para guiarla a través de su filosofía.  Impresionado por su inteligencia, llegó incluso a proponerle el matrimonio. El poco tiempo que mantuvieron un contacto estrecho fue suficiente para que los juicios de esta mujer sobre la obra de Nietzsche haya que tenerlos en una cierta consideración. En esta obra, posiblemente una de las primeras que trata de enjuiciar los escritos de Nietzsche cuando todavía vivía el autor, escrita en 1894, encontramos un análisis vivo y cercano del pensamiento de Nietzsche y de su vida. Y es que lo más sobresaliente de esta pequeña obra es ver cómo el pensamiento y la vida de un autor se entremezclan de tal manera, que sus ideas serán indescifrables sin acceder a su profunda y complicada personalidad. Karl Löwith decía que en los cincuenta años siguientes a la muerte de Nietzsche no se había publicado ninguna exposición tan importante como ésta. Y la razón parece sencilla. Es un libro único por su excepcionalidad. Es la única exposición que tenemos inspirada directamente por la presencia personal y espiritual de Nietzsche, es el testimonio de alguien que estuvo más cerca de él que ningún otro, “un cerebro hermano” que supo penetrar hasta los abismos de su filosofía. Este libro, una vez más, demuestra que Lou era lo que Nietzsche había descubierto en ella, un auténtico “espíritu libre”.

La obra está precedida de un prólogo de Enst Pfeiffer, y una introducción del propio traductor, Luis F Moreno Claros. Consta de tres apartados: el primero que trata de la naturaleza de Nietzsche; un segundo apartado que habla de sus transformaciones; y un tercer apartado sobre “el sistema de Nietzsche”. La estructura de la obra está pensada según el criterio de que los sistemas filosóficos se reducen a los actos personales de sus creadores. Lo primero, por tanto, interpretar al pensador a través del hombre. En nadie mejor que en Nietzsche coincidían ambos, de tal manera que para Lou “él únicamente se describía a sí mismo” en su filosofía.  El segundo apartado trata de  las “transformaciones de Nietzsche”. Entre ellas cita: la ruptura con la fe cristiana; el tránsito del filólogo al filósofo;   su transformación después de la ruptura con Wagner y Schopenhauer; la noche oscura en la que se sume después de su abandono de la universidad, etc. Lou va repasando cada una de sus obras, las vinculaciones entre su pensamiento y su vida, hasta la Gaya ciencia. El tercer apartado lo identifica con el  incipit tragoedia. Trata de la última filosofía de Nietzsche, la “monstruosa apoteosis de sí mismo”. La figura de Zaratustra, como una transfiguración del propio Nietzsche, representa el sueño nietzscheano del nacimiento de lo sobrehumano a partir de lo humano. Para Lou, Zaratustra es el “otro yo” de Nietzsche, en el que él mismo se contempla. Aquí las ideas filosóficas quedan a un lado y aparece de una manera descomunal la psicología del propio Nietzsche., cuando ya en sus últimas obras, él mismo, según Lou Salomé, sabía que se acercaba su ocaso y, sin embargo, “se despidió con la sonrisa en los labios –coronado de rosas – disculpando a la vida, justificándola, transfigurándola”.  No es extraño, por eso, que la interpretación de la obra de Nietzsche desde la cercanía vislumbre aspectos que la distancia y el tiempo veló, para dejar sólo paso a sus pensamientos. En este sentido, el libro de Lou viene a rescatar esa otra forma de interpretar a Nietzsche en la que vida y pensamiento constituyen un todo indisoluble.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Historia de la filosofía contemporánea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s