KLUGE, Alexander; Die Lücke, die der Teufel lässt, Suhrkamp, Frankfurt, 2005, 945 pp.

por Carlos Ortiz de Landázuri

El vacío que el diablo deja, es una crónica de hechos muy significativos de la historia inmediata, algunos referidos a España, siguiendo una narrativa novelada, que pretende defender una moraleja muy precisa: las acciones humanas tienen con frecuencia efectos secundarios no deseados, pero esto se manifiesta de un modo más manifiesto en aquellas acciones en las que deliberadamente se ha dejado de ejercer un control racional esperado. En estos casos los efectos perversos producidos incrementan aún más el vacío de autocontrol del que adolecía la acción realizada y llegan a conformar un mundo fantasmal de hechos objetivos no deseados, es decir, por el ahora llamado diablo. Para justificar esta conclusión la narración acumula 500 historias fotográficas que confirman esta denuncia de las falsedades de la realidad, dando saltos más propios de una película o de una novela que de un reportaje informativo, aunque siguiendo una secuencia argumental muy precisa. Alexander Kluge elaboró este conjunto de reflexiones a raíz de la caída del muro de Berlín en 1989, no a partir del atentado terrorista del 11-S, como la portada del libro parece sugerir, agrupadas a su vez en nueve reportajes informativos: 1) Entre la vida y la muerte: ¿qué significa vivir?, hace una crónica de numerosos de efectos secundarios en los que ahora se cifra la chispa de la vida; 2) ¿Se puede hablar de un yo colectivo? Tschernobyl, hace notar el cúmulo de decisiones individuales y colectivas que dieron origen a este desastre nuclear; 3) ¿Existe una línea de separación entre las edades históricas? París, Junio de 1940, reconstruye las complejas causas accidentales y deliberadas que condujeron a una confrontación mundial; 4) La atracción lunar y el triunfo del destino: El vacío que el diablo deja, reflexiona sobre las raíces culturales tan ambivalentes del legado postbélico europeo, remontándose a Lutero, Kepler y Galileo; 5) Historias del cosmos. Primates originarios. ¿Hacia donde volamos?, analiza algunas visiones futuristas de la ciencia ficción, tal como se las representa el imaginario colectivo; 6) Historias bélicas de submarinos, asocia el accidente nuclear del Kursk en aguas del Báltico con otros incidentes internacionales ocurridos anteriormente; 7) Con pelos y señales: historias básicas, describe situaciones paradójicas cotidianas donde se pone a prueba la capacidad de asumir las consecuencias secundarias de nuestras acciones; 8) ¿A qué llamamos influencia? ¿En que se puede confiar?, ironiza sobre los numerosos fracasos históricos de diversas superpotencias para ejercer un pretendido dominio mundial; 9) Sólo están despiertos los fantasmas, analiza numerosos ejemplos de efectos perversos no deseados provocados por una dejación reiterada en el ejercicio de nuestras respectivas obligaciones, especialmente el llamado terror azul de guante blanco que ha venido a sustituir al terror rojo comunista de otros tiempos. Para concluir una reflexión crítica:  Alexander Kluge formula un alegato moral a puntos muy básicos de la cultura contemporánea, pero cabría preguntarse: ¿Cómo eludir una actitud fatalista ante la presencia del mal y del terror en el mundo, si tampoco cabe un procedimiento preciso para deslindar las responsabilidades, ya sea respecto al pasado o respecto a un futuro más o menos inmediato? ¿Cabe seguir teniendo como referente la caída del muro en 1989, cuando el 11-S, el 11-M y el 7-J han puesto de manifiesto otra forma de terror antidemocrático suicida mucho más fanático, llámasele negro, rojo o azul? En cualquier caso ahora se dibuja un horizonte más bien sombrío a este respecto, sin dejar un lugar a un principio de esperanza, como al que se refería Blöch. Sólo quedan rastrojos de esperanza (Hoffnungstrümmer, p. 859).

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s