Bibliografía sobre Charles S. Peirce (1839-1914)

Sara F. Barrena y Jaime Nubiola

Charles S. Peirce fue un autor muy prolífico. No sólo publicó a lo largo de su vida unas 20.000 páginas, sobre todo en revistas científicas y en voces de enciclopedias y diccionarios, sino que además dejó unas 100.000 páginas manuscritas, que se conservan en la Houghton Library de Harvard, y que pueden ser consultadas también en microfilm.

Como ha señalado José Vericat, la recepción de Peirce en España e Hispanoamérica ha sido hasta ahora un tanto fantasmagórica en el sentido de reconocerse abiertamente su importancia, pero sin que apenas se conozcan sus contenidos. Que esto comienza a cambiar lo sugieren tanto las traducciones que hacen más accesible una parte relevante de la vasta producción peirceana, como la creación en 1994 con base en Navarra de un Grupo de Estudios Peirceanos que aglutina los esfuerzos de investigadores españoles y de buena parte de los países hispanoamericanos (http://www.unav.es/gep).

La primera traducción de Peirce al castellano es un artículo breve “Irregularidades en las oscilaciones del péndulo”, que publica la revista de Barcelona Crónica Científica el 25 de octubre de 1883 (http://www.unav.es/gep/irregu.html), traduciendo las observaciones de Peirce del año precedente en The American Journal of Science and Arts. La segunda referencia en la bibliografía castellana es un artículo sobre Peirce del matemático Ventura Reyes Prósper, quien había tenido correspondencia con él, publicado en El Progreso Matemático de Zaragoza en 1892 (http://www.unav.es/gep/ReyesProsper.html). Resulta bien significativo que las primeras noticias de Peirce correspondan a su trabajo como científico. En el ámbito de la filosofía las primeras referencias españolas a Peirce aparecen en 1907-08 en el glosario de Eugenio d’Ors, quien había conocido el pragmatismo americano de James y Peirce en su estancia en París (http://www.unav.es/gep/dors/indice.htm). En Hispanoamérica es también a través de William James –por ejemplo, en el filósofo uruguayo Vaz Ferreira— como se reciben las primeras noticias de Peirce.

Las primeras ediciones en castellano de escritos de Peirce son de principios de los años setenta, pero hay que esperar hasta finales de los ochenta y noventa para contar con traducciones españolas más amplias como las de Pilar Castrillo, Dalmacio Negro, José Vericat y Fernando Vevia. Próximamente verá la luz un nuevo volumen con la traducción al castellano de la extensa e interesante solicitud de ayuda económica que Peirce dirigió a la Carnegie Institution en 1902: La lógica considerada como semiótica (Biblioteca Nueva, 2006). El Grupo de Estudios Peirceanos de la Universidad de Navarra ha instalado en la dirección HYPERLINK “http://www.unav.es/gep/Peirce-esp.html”http://www.unav.es/gep/Peirce-esp.html los textos más importantes de Peirce traducidos al español. Se cuenta en la actualidad con más de 1.800 páginas traducidas. Este documento resulta de particular interés porque algunas de las ediciones impresas señaladas anteriormente ya no están en el mercado y, además, hace posible el acceso a los textos desde cualquier lugar del mundo. El formato electrónico permite también la mejora de los textos a través de las correcciones y sugerencias de las personas que acceden a ellos.

El Grupo de Estudios Peirceanos ha instalado también en la red una completísima Bibliografía Peirceana 2006 (HYPERLINK “http://www.unav.es/gep/bibliopeirceana.html”http://www.unav.es/gep/bibliopeirceana.html) en la que se relaciona la bibliografía primaria y secundaria disponible, y se ofrece el facilitar fotocopias e información a los estudiosos e investigadores que lo soliciten. El Grupo distribuye también un boletín electrónico quincenal en el que se difunden las principales novedades y noticias relacionadas con Peirce y el pragmatismo. La suscripción es gratuita y puede solicitarse en la siguiente dirección:  HYPERLINK “http://www.unav.es/gep/BoletinGEP.html” http://www.unav.es/gep/BoletinGEP.html

Para quienes deseen leer a Peirce en su lengua original, está disponible desde hace unos años la excelente edición en dos volúmenes The Essential Peirce. Selected Philosophical Writings, editada por el Peirce Edition Project y publicada por Indiana University Press a un precio relativamente asequible. Se trata de un total de más de mil páginas en el que se compilan los cincuenta textos filosóficos más importantes de nuestro autor. También merece especial mención la biografía de Peirce escrita por Joseph Brent Charles S. Peirce: A Life, (Bloomington: Indiana University Press) de la que ha aparecido en 1998 una segunda edición revisada.

En internet hay abundante información sobre Peirce. Además de la web del Grupo de Estudios Peirceanos de Navarra, citada antes, merece especial atención la magnífica website Arisbe: The Peirce Gateway (HYPERLINK “http://www.door.net/arisbe/arisbe.htm)”http://www.door.net/arisbe/arisbe.htm), dirigido por el profesor Joseph Ransdell, que contiene muchos textos de Peirce, el catálogo de sus manuscritos en versión electrónica, y centenares de artículos sobre Peirce y diversísimos aspectos de su magna producción. Está en preparación en Buenos Aires una versión en lengua española de Arisbe. También merecen una visita la Digital Encyclopedia of Charles S. Peirce, desarrollada por el brasileño Joao Queiroz en la dirección http://www.digitalpeirce.fee.unicamp.br/ ; el Virtual Centre for Peirce Studies de la Universidad de Helsinki (HYPERLINK “http://www.helsinki.fi/science/commens/index.html”http://www.helsinki.fi/science/commens/index.html); el Institute for Studies in Pragmaticism, dirigido por Ken Ketner en Texas  HYPERLINK “http://www.pragmaticism.net./)” http://www.pragmaticism.net./), y, por supuesto, la formidable web del Peirce Edition Project en Indianapolis (http://www.iupui.edu/~peirce/index.htm

Además hay una revista, la Transactions of the Charles S. Peirce Society, dedicada a la filosofía norteamericana en general y a Peirce en particular (http://www.peircesociety.org/transactions.html), y el completísimo archivo sobre el pragmatismo que ha desarrollado el profesor John Shook The Pragmatism Cybrary (HYPERLINK “http://www.pragmatism.org/)”http://www.pragmatism.org/), donde se relacionan exhaustivamente las publicaciones, revistas, tesis doctorales, recursos en internet, etc., no sólo sobre Peirce sino sobre los principales pragmatistas norteamericanos William James, John Dewey y George Mead y muchos otros.

Entre las publicaciones monográficas sobre Peirce en lengua española hemos querido destacar, además de la traducción de los Escritos Lógicos de Pilar Castrillo, los libros de Joan Fontrodona Ciencia y práctica en la acción directiva y de Mariluz Restrepo Ser-Signo-Interpretante. En la web del Grupo de Estudios Peirceanos de la Universidad de Navarra están además disponibles en versión electrónica los volúmenes monográficos Claves del pensamiento de Peirce (1839-1914) para el siglo XXI (Anuario Filosófico XXIX/3, 1996), Charles S. Peirce y la abducción (Analogía Filosófica XII/1, 1998) y HYPERLINK “http://www.unav.es/gep/AF69/AF69Indice.html”C. S. Peirce y Karl R. Popper. Filosofía de la ciencia del siglo XX,  (Anuario Filosófico XXXIV/1,  2001). Pueden consultarse numerosos artículos en lengua castellana en HYPERLINK “http://www.unav.es/gep/ArticulosOnLineEspanol.html”http://www.unav.es/gep/ArticulosOnLineEspanol.html y también están disponibles diversas tesis doctorales y trabajos de investigación sobre Peirce y el pragmatismo en la página http://www.unav.es/gep/TesisDoctorales.html

Charles S. Peirce: Escritos Lógicos. Pilar Castrillo (introducción y traducción), Alianza, Madrid, 1988.

Charles Peirce sintió un apasionado interés a lo largo de toda su vida por la lógica, que fundamenta para él la posibilidad de todo conocimiento, y por las matemáticas. Su padre, el reconocido matemático Benjamin Peirce, le introdujo desde muy pequeño en el estudio de esas disciplinas, que siempre aparecen para él inseparablemente unidas a los conceptos filosóficos: no sólo llegó a la filosofía a través del estudio de la lógica, sino que sus tesis lógicas se fraguaban a la luz de presupuestos filosóficos más amplios.

Pilar Castrillo presenta en este volumen, publicado en 1988, a una de las mentes lógicas más originales y lúcidas de todos los tiempos. Se trata de una de las primeras recopilaciones de textos de Peirce en español y, aún hoy, una de las pocas disponibles.

El pensamiento lógico de Peirce aparece como hilo conductor de esta recopilación. Sin embargo, no es posible en el rico y complejo pensamiento de Peirce desentrañar las sugerencias que vienen a iluminar uno u otro campo, y por eso se revelan al mismo tiempo otros aspectos interesantes de su obra. En la introducción, Pilar Castrillo señala cómo la figura de Peirce puede situarse dentro del renovado interés por la lógica, que renació, después de un largo periodo de estancamiento, durante la segunda mitad del siglo XIX. Peirce constituyó, junto a De Morgan y Schröder, una de las figuras centrales de la lógica de esa época.

Los trabajos aquí recopilados van desde1867 hasta 1897, y se añaden también las voces que Peirce preparó en 1901 para el Dictionary of Philosophy and Psychology, editado por J. M. Baldwin. En estos trabajos Peirce realiza valiosas aportaciones que pueden considerarse como hitos en la historia de la lógica: entre otras las primeras versiones de la lógica enunciativa, y diversas notaciones de la lógica de relativos hasta crear un “álgebra general de la lógica”. Peirce hace así mismo indicaciones acerca de la naturaleza de la lógica, que en un sentido amplio identifica con una teoría general de los signos o semiótica, y se enfrenta a temas que se convertirán en claves de su pensamiento y que se mantendrán en lo fundamental durante su vida, aunque sean modificados a lo largo de los años, por ejemplo, las categorías explicativas de la realidad o las tres formas de inferencia, que llegarán con el tiempo a constituir las tres etapas de la metodología de toda investigación.

Joan Fontrodona: Ciencia y práctica en la acción directiva. Rialp, Madrid, 1999.

Joan Fontrodona, que aúna en su persona la condición de filósofo y su formación y actividad práctica en una escuela de negocios, reflexiona en este libro acerca de la acción humana y, a través de la filosofía de C. S. Peirce, sienta una base teórica desde la que puede proporcionarse una nueva orientación a la acción directiva. El pragmatismo —correctamente entendido aquí frente a frecuentes malinterpretaciones— aparece como una teoría de la acción capaz de superar el utilitarismo y de establecer la verdadera dimensión de la acción humana.

El libro muestra un conocimiento profundo del pensamiento peirceano, así como una esmerado estudio de los elementos que integran la acción humana. Esta aparece definida a partir de los principales conceptos del pensamiento peirceano: la exposición de las categorías de Peirce, de su cosmología y de su teoría semiótica ponen de manifiesto el carácter triádico de la acción humana, su peculiar articulación de finalidad y eficiencia,  su carácter intencional y la articulación de regularidad y novedad en la conducta.

Se estudia el proceso de deliberación previo que lleva a la toma de decisiones, y por lo tanto a la acción. Fontrodona sostiene que la acción práctica puede guiarse por el espíritu científico del que hablaba Peirce, y que la acción directiva puede ser susceptible de investigación científica. Del estudio de los sentidos de ciencia en Peirce obtiene el autor interesantes conclusiones: el hombre de acción debe buscar, igual que el científico, la verdad, aunque esté movido por motivos de utilidad, debe tener sentido de comunidad y de confianza, y debe hacer de ese espíritu científico un modo de vida.

Si la acción directiva puede constituirse en una ciencia práctica, debe ser guiada, según la clasificación de las ciencias de Peirce, por las ciencias normativas: lógica, ética y estética. De este análisis obtiene el autor tres principios que dirigen la acción: la creatividad, de la lógica; la comunidad, de la ética; y el crecimiento, de la estética. Llegamos así a las conclusiones de la investigación: la creatividad, que aparece como resultado de la peculiar operación lógica denominada “abducción”, supone la superación de la racionalidad instrumental. La comunidad supone la introducción de un factor ético en la acción, que permite la superación del individualismo, subyacente todavía en el fondo de muchas de las formas de comunidad de las que se habla en los ámbitos empresariales. Finalmente, el crecimiento, que supone un aumento de razonabilidad, actúa como ideal estético al que se dirige la acción.

El autor lleva a cabo una excelente investigación en la que, a través de una correcta comprensión del pragmatismo peirceano puede superar los insuficientes esquemas dualistas de la modernidad y las concepciones mecanicistas de la acción, y muestra cómo el hombre va creciendo a través de ella. La acción práctica aparece como intencional, deliberada, imbuida de racionalidad: de una nueva racionalidad que supone la combinación de razón, instinto e imaginación. Este trabajo, que puede interesar tanto a filósofos como a directivos, es original y cuidadoso, importante dentro de la bibliografía secundaria sobre Peirce disponible en castellano, y está a punto de ser publicado en inglés.

Mariluz Restrepo: Ser-Signo-Interpretante. Filosofía de la representación de Charles S. Peirce. Significantes de papel, Bogotá, 1993.

Este trabajo de Mariluz Restrepo, profesora en la Universidad Javeriana de Bogotá, constituye una de las pocas exposiciones sistemáticas sobre el pensamiento de Charles Peirce disponibles en Latinoamérica. Se trata de una reflexión seria, un intento de comprensión —como se afirma en el prólogo— del pensamiento peirceano, que pretende con acierto superar las escasas y fragmentarias referencias a Peirce que hasta ahora existían en los países latinoamericanos, casi siempre limitadas al ámbito de lo semiótico.

La autora emprende junto a Charles Peirce un examen de la estructura última de la realidad, examen que, como se nos dice en el prólogo, tendrá su punto de partida y de llegada en la experiencia, al igual que ha de tenerlo cualquier reflexión. Se busca la estructura que subyace al ser humano y al mundo y que permita explicar su sentido; se buscan, en palabras del propio Peirce, esos conceptos que deben ser la base sólida de todo edificio filosófico.

El libro está dividido en dos partes. En la primera se exponen aspectos relevantes de la vida y de la evolución textual de la obra de Peirce, y se nos permite así adentrarnos en la figura de este pensador: científico y filósofo. En la segunda parte, la autora presenta lo que denomina “filosofía de la representación” como el núcleo del pensamiento de Peirce. En la exposición de esa filosofía presta atención a la fenomenología y a la teoría general del signo, y llega al pragmatismo como corolario de esa teoría. Así, a partir de las categorías y del fenómeno de la semiosis, se va construyendo una ligazón de ser y signo que se toma como el modelo que permite comprender la realidad, el conocimiento y el ser humano, y que permite formular nuevas interpretaciones. Se incluye además una extensa bibliografía y dos apéndices: una consideración del marco histórico del tiempo de Peirce y una cronología de su vida.

Se trata, en resumen, de un trabajo que contribuye notablemente a la difusión del pensamiento de Peirce no sólo en Colombia sino en toda América Latina, donde ha sido un pensador poco conocido hasta hace poco, escrito con la convicción de que en el pensamiento peirceano existen claves que trascienden los planteamientos de su época y pueden permitirnos comprender más claramente los interrogantes actuales.

(Versión actualizada el 10 de septiembre del 2006 de un texto publicado originalmente en Signos en rotación, Suplemento cultural de La Verdad, III, nº 181, 4, Maracaibo, Venezuela, 21 de octubre, 2001)

Sara F. Barrena y Jaime Nubiola

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Historia de la filosofía contemporánea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s