La radicalización antropológica del mundo y el descubrimiento del tú en Feuerbach a la luz de Martin Buber.

Por Andrés Ortigosa Peña

“El filósofo que se rebela de esta suerte contra Hegel y de quien hemos de considerar discípulo a Marx, a pesar de todas las diferencias y hasta oposiciones, es Feuerbach”. Estas son unas de las primeras frases con la que comienza el capítulo cuarto de ¿Qué es el hombre? de Martin Buber.

Algo se nos ha dejado caer y se hace plausible a través de los ojos de Buber: solemos poner en contraposición a Hegel y a Marx. Pero en un tema más puramente antropológico esto no es real del todo. Mientras que Marx hace una reducción del hombre a la sociedad y no sale de una conciencia de colectivo (que se volverá un punto álgido de la teoría marxista) Feurberach es quien realmente delimita antes que él. ¿Dónde estaba ya esta delimitación? En lugar de en la sociedad, Feuerbach la ve en el humano. Es una reducción antropológica.

¿A qué señala Buber que se contrapone esto con Hegel? En el propio comienzo de la filosofía. Sagazmente, Hegel había antepuesto el comienzo de la filosofía, es decir, que debe anticipar y no partir de una base ya condicionada como habían hecho Descartes o Kant con su condición de sujeto. Por ello, Hegel podía “convertir el desarrollo de la razón del mundo en objeto de la filosofía”. El desarrollo del mundo ya estaba consumado.

Es aquí donde Feuerbach erradica cualquier parentesco con Hegel y comienza su contraposición. Para Feuerbach, “la razón del mundo” es un concepto que invade el lugar situado anteriormente a Dios. Antaño era de lo humano al cielo, y ahora del ser humano concreto al ser abstracto. No ve grandes diferencias.

La ruptura de Feuerbach se pronuncia al situar al ser humano enteramente en el comienzo del ejercicio del filosofar. Siguiendo a Feuerbach, en lugar de convertir a la antropología como ciencia universal es necesario tomar un contacto más directo con el propio hombre y por ende, con menos abstracciones. Lo que hace Feuerbach es de una radicalidad enorme: está situando al hombre como centro y apuntando a que no hay más mundo que el del hombre.

Por ello, el hombre es el centro de su/el mundo pues “no hay otro mundo más que el mundo del hombre”. Esto es reducir el comienzo del filosofar al hombre en todos sus sentidos. Es tremendamente radical: si bien Hegel elevaba la experiencia a concepto, Feuerbach baja cualquier concepto al mundo; mas no contento con esto, lo mueve de ahí al mundo del hombre pues no comprende más mundo que este. Por eso es una reducción antropológica radical, porque todo está en relación con el hombre más que con el ser.

Centrándonos en Feuerbach, hay una parte totalmente necesaria a comprensión para comprender esto anterior. Tenemos una reducción antropológica radical pero, ¿a qué se refiere con el hombre? ¿Qué hombre hay tras esta reducción radical?

Mientras que Aristóteles trataba el problema del hombre como él, es decir, el hombre en un sentido amplio y que atiende más a su esencia, Feuerbach ha hecho una reducción tan radical que sólo puede expresar al hombre de un modo semejante: la relación del hombre es del yo y . Esto es la piedra angular a la vista de Buber.

Lo que ha logrado Feuerbach es descubrir el . Es un nuevo comenzar del pensamiento atendiendo de una forma inédita a la antropología.

No podemos elaborar un antropología filosófica sin atender al hombre. No obstante, a lo largo de la historia el modo de atender a la pregunta “¿qué es el hombre?” ha sido muy distinta. Feuerbach plantea una nueva y eso es la genialidad.

Como el propio Buber comentando a Feuerbach señala, él mismo se olvida de desarrollar esta idea. Pero cala honda. Por este motivo pretendo hacer ver lo realmente poderosa y fuerte que es esta forma de ver la filosofía.

La filosofía parte del hombre y quedan fuera los conceptos: el hombre real de aquí y ahora porque no hay más mundo que el propio del hombre. A esto, hay que preguntar: ¿qué es el hombre? Una relación de un yo y un tú. Este es el punto fuerte: el tú.

Esto es un desembocar en un paisaje frondoso: es la relación de un yo porque al fin y al cabo todo se reduce al mundo del hombre y soy yo quien es un hombre. Y más farragoso e interesante: este yo se conecta con otros yoes, que son un . La imagen del ser del hombre, no es igualdad exacta, es decir, la esencia del hombre es equitativa pero lo que realmente importa es que diferencio entre un yo y un tú y no hago a todos los hombres objeto de lo mismo.

Es un trato más considerado y un posicionarnos en el yo al mismo tiempo que exige una concienciación del tú como diferencia del yo, diferencia que es la radical que no se debe si buscamos sólo los puntos comunes del hombre. Así, lo realmente importante es comprender esta diferencia del yo y el tú. Es el darnos cuenta de una dúplica hasta ahora obviada: para que haya un yo, tiene que existir un tú.

No es El Hombre, sino que soy yo (cosa que ya había descubierto Descartes y en especial Kant). Pero no sólo soy yo, sino que Feuerbach comprende que es que más allá del yo hay más mundo, aunque sea mundo de los hombres, que es el tú. El hombre es la relación de esto.

Lo que plante Feuerbach contra los conceptos abstractos hegelianos y la falta de concreción es una ruptura radical. Habían empezado con un yo, pero faltaba un . De ahí que Feuerbach tome tal importancia: es el primero en dejar de mirarse a uno mismo, levantar el rostro y ver que hay alguien frente a él. Reduce el mundo al hombre, pero se percata de que hay otros hombres. El mundo ha quedado sesgado a la visión humana, por eso mismo se ha dado cuenta de que hay otro, de que hay tú. Esto es lo que rompe con el resto de pensadores en Feuerbach y es en lo que se fija tan acertadamente Buber.

Andrés Ortigosa Peña.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología filosófica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s